REFLEXIÓN – Gástate para Dios

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

La juventud es un tiempo especial en el cual tenemos energías sobresalientes que ponemos a entera disposición de aquellas cosas que disfrutamos hacer. Pero, ¿Cuál es nuestra actitud cuando tenemos que esforzarnos por las cosas que Dios ama?

En cierta ocasión una oca puso huevos y despreocupada se dedicó a ir de un sitio a otro utilizando su tiempo en otras cosas. Después de un tiempo ella fue corriendo a donde estaban sus huevos. Creyendo que todavía había tiempo, se dedicó a incubarlos. Pasó el tiempo, pero de allí no salía nada. Desesperada, picó los huevos para descubrir con amargura que todos estaban podridos. Se habían echado a perder.

Te invito a que decidas gastar tu juventud para Dios, ya que esto traerá alegría a tu vida y sobre todas las cosas llegará el tiempo de evaluar tu juventud y no te arrepentirás de cómo la gastaste. Jesús murió en la Cruz del Calvario en la plenitud de su edad, por lo tanto, dio lo mejor de su vida para salvarnos.

¿Te conformarás con darle el tiempo y las energías que te sobran?

Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento”

Ec 12:1
Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

Escriba su comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *