REFLEXIÓN – Cinco minutos mortales

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

A todos alguna vez nos ha tocado madrugar para cumplir con cierta responsabilidad, ya sea trabajar, estudiar u ordenar la casa. Aquellos que tienen el hábito de despertarse temprano no necesitan de ninguna ayuda, en cambio, algunos precisamos de una alarma. Llegada la hora, la alarma comienza a sonar y, en algunas ocasiones, lo hace más de una vez. He tenido la experiencia y, quizás tú también, de apagar la alarma pensando en dormir cinco minutos más. Sin embargo, perdemos la noción del tiempo, nos dormimos y, finalmente, cuando nos despertamos ya es demasiado tarde.

En la vida espiritual puede acontecer lo mismo. Pedro dijo: «Pues tengo por justo, en tanto que estoy en este cuerpo, el despertaros con amonestación;» (2 P 1:13). Anteriormente había dicho: «…añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.» (1 P 1:5-7). Es fácil dormirse cuando uno no está en actividad. Pedro nos advierte acerca de la necesidad que existe de tener una vida espiritual activa. Así como cuando suena la alarma y si no nos ponemos en actividad nos dormimos, si nuestra vida espiritual no está constantemente activa, corremos el riesgo de dormirnos. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
El método que Pedro utilizaba para despertar a aquellos que estaban dormidos era la amonestación. De igual manera, hoy en día existe una alarma que suena para mantenernos despiertos y es la Palabra de Dios.

«Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?»

Proverbios 6:9

Si sientes que te has dormido espiritualmente, te invito a que te despiertes en esta hora y busques a Dios. No esperes a que sea demasiado tarde.

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

Escriba su comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *