Nuestra identidad está en Cristo

He analizado algo muy interesante que se encuentra en el transcurso de la vida de muchos de los personajes Bíblicos. Es el hecho de que a muchos de ellos Dios les cambió el nombre, dándoles de esta forma una nueva identidad la cual describe el futuro de la persona.

A continuación presentamos algunos de los personajes más destacados a los que Dios les cambió el nombre, y de esa forma comenzaron a ser parte del propósito que Dios les había dado para sus vidas.

Jacob > Israel ———–          Príncipe de Dios
Abram > Abraham ——         Padre de multitudes
Saraí > Sara ————–         Madre de Naciones
Simón > Cefas, Pedro—        Roca.

¿Porque Dios les cambió el nombre?

Lo que Dios hizo al cambiar sus nombres, fue darles una nueva identidad con un propósito y de esta forma mostrarles que lo que eran antes cambia al encontrarse con Él y sus planes.

En Corintios Pablo enseña que aquellos que están en Cristo son nueva criatura y que las cosas viejas han pasado.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

2  Corintios 5:17

¿Cuándo Dios les cambio el nombre?

Podemos analizar que en la mayoría de los casos fue luego de tener un encuentro con Dios o cuando estaban por recibir alguna promesa de Dios para sus vidas.

En el caso de Jacob, cuyo nombre significaba engañador, suplantador o aquel que toma del talón, este, al tener un encuentro con Dios, luego de tener una lucha con el ángel y vencer, su nombre pasó a ser Israel que es aquel que lucho con Dios y venció. Génesis 32:28


Abram, su nombre que originalmente significaba padre enaltecido, luego de la promesa el  nombre cambio a Abraham, Padre de multitudes. Génesis 17:5

En el caso de Saraí su nombre en principio significaba “mi princesa”, luego que Dios le da un propósito específico su nombre cambia a ser Sara, “Madre de Naciones”. Génesis 17:15

Por ultimo tenemos el ejemplo de Simón, cuyo nombre significaba Dios ha escuchado, al que luego de que Dios le da un propósito específico, le cambia el Nombre por Cefas o Pedro, que significa Piedra.  San Juan 1:42

Observamos que estos cambios de nombres mencionados anteriormente fueron cambios radicales en la vida de estos personajes, pero también creemos que al tener un encuentro personal con Cristo. El transforma nuestra identidad y nuestro pasado queda atrás comenzando a disfrutar del gran propósito que Él tiene para nuestras vidas.


Hoy por hoy el tema de la identidad es algo que se ha atacado muchísimo, e incluso se nos ha querido imponer muchas cosas con las que no estamos de acuerdo.

Lo que debemos tener por seguro es que nuestra identidad está segura en Cristo.

En Efesios 2:10 dice que somos hechura suya, y que hemos sido creados en Cristo Jesús para realizar buenas obras.


Tu qué piensas al respecto?

Samuel Dos Santos

Actualmente tengo 29 años, disfruto compartir con otros el mensaje de la cruz. Actualmente me desempeño como diseñador gráfico y músico en mi iglesia local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *