[ENTREVISTA] – Julio Dos Santos – Misionero Uruguayo en Ecuador

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

Biografía:

Nombre Completo: Julio Elio Dos Santos Ferreira

Fecha de nacimiento: 20 de Enero de 1963

Lugar de nacimiento: San José de Mayo, Barrio Las Palmas, calles 25 de Agosto y Artigas…Allí me crie junto a cinco de mis hermanas.

Integrantes de la Familia: Mis hermanas son Lujan, Celeste, Rosa,  (luego vengo yo Julio), Mirta y Eva…éramos dos más, uno varón falleció cuando pequeño, de sarampión y una hermanita que falleció también cuando pequeña de meningitis (hoy más conocido como purpura fulminante).

Estudios: En cuanto a estudios se refiere solo pude llegar  hasta 1ero de la UTU (secundaria). Pero no pude aprobarlo; la razón fue que desde muy temprano tuve que salir a trabajar, para ayudar en mi casa ya que no teníamos el dinero para la comida diaria.

No era nada fácil en aquellos años; mi padre era un buen trabajador, pero sus vicios del alcohol, el juego, y sus “farras”, no le dejaban un centavo en sus bolsillos y eso traía hambre, miseria y ruina a la familia. Alguien tenía que ayudar al hogar para salir adelante, y bueno, me tocó a mí.

Luego una a una a mis hermanas también tuvieron que abandonar sus estudios y empezar a aportar dinero para sostener a nuestra familia (que en esos tiempos la pobreza era marca registrada en muchas familias de nuestro barrio).

Labores seculares y ministeriales: Actualmente se desempeña como Pastor – Misionero uruguayo en Ecuador. Trabajando activamente con las tribus Shuar de la Amazonia ecuatoriana en la ciudad de Macas, Ecuador.

Lugar de residencia: Desde el año 2007 resido en la Ciudad de Macas, Ecuador, aunque cada cierto tiempo retorno a Uruguay a realizar la gira misionera en las iglesias.

Familia: Somos siete en total, aunque ahora se ha ampliado ya la familia, ya que alguno de mis hijos ya se han casado.

Actualmente viven conmigo mi Esposa Mónica do Canto, y mi hijo menor Santiago. Mi hija Débora se casó primera, aquí en Ecuador, y vive a varios kilómetros de Macas, en una ciudad llamada Lago Agrio, junto a su esposo y mi primera nieta Adaiia.

Nuestro hijo mayor, Samuel, se casó en Uruguay, hace casi tres años, y seguidamente también se casó Carolina.

Natanael, nuestro cuarto hijo, vive también en Uruguay, se encuentra trabajando y estudiando.

En este periodo que hemos retornado a Ecuador, la familia ha quedado un poco “fragmentada” entre Uruguay y Ecuador, pero creemos que Dios tiene sus planes perfectos para cada uno.

A continuación presentamos la entrevista en exclusiva, que Julio Dos Santos brindó al medio www.cristianosweb.com

____________________________________________________________________________

Entrevista

En pocas palabras ¿Cómo es su testimonio personal?

Después de incursionar en algunos trabajos (ej. Como: La construcción, trabajo a destajo en un aserradero, entre otros…), termine a la edad de 23 años, yéndome  a Buenos Aires – Argentina, trabajando en un supermercado, que por aquellos años se llamaba «Lucky». Allí en compañía de quien hoy es mi cuñado y otros uruguayos, trabajé por espacio de tres meses; después de haber pasado “tremendas necesidades” y cuando había comenzado a “ganar bien” y “pasarla bien», me sucede lo inesperado; perdí mis documentos y nunca entendí ni cómo ni cuándo. Pero fui a Migraciones, porque yo deseaba quedarme, porque económicamente «la cosa estaba linda», pero me enviaron de regreso a Uruguay inmediatamente.

Claro, había ido a trabajar a Buenos Aires con la intención (como todo joven) de casarme, ya que tenía «en el mundo “una novia.

Pero cuando llegue a mi país, las cosas fueron distintas para mí, mi vecino, que hoy es Pastor en San Jose de Mayo, comenzó a invitarme  a unas reuniones que se hacían en una carpa, frente al Estadio «Casto Martinez Laguarda en San Jose de Mayo». El atractivo e incentivo por el cual él me llevo fue porque allí había una chica, que estaba tan endemoniada, que el diablo cada vez que la usaba, esta chica se elevaba en el aire sin que nadie la sostuviera. Eso para mí «era encantador». Yo quería «ver “ese espectáculo para mis ojos, pero lo que yo no sabía, era que el Señor me estaba atrayendo.

Las veces que fui a esa carpa, no sé si fueron dos o tres noches; la muchacha citada nunca se levantó en el aire, pero me lleve un hermoso «rezongo» de una pastora que estaba la primer noche ministrándole a esta chica, junto con otro pastor.

La Pastora era la hermana Mary Fernández y el pastor Ramón Silveira, ella cuando vio que yo estaba de curioso allí, con el que hoy es pastor en San José, Javier Sosa, nos dijo: ¡¡y ustedes que hacen ahí con los ojos abiertos pónganse a orar ya… sino quieren que el diablo los ataque…!!!

Esto fue suficiente para mí y pensé que raro todo esto; luego pase un par de meses y gracias a mi amigo Javier, y su insistencia incansable, (porque yo lo esquivaba por todos lados), logró llevarme al conocimiento del Señor.

Vale la pena insistir, con esa persona que estas tratando de ganar para el Señor…porque si no desmayas recogerás frutos. Adelante!!!

Después de estas cosas, terminé con la que era mi antigua novia (porque comencé a asistir a la iglesia ubicada en calles Artigas y Ansina, en San José) y claro está que ella se disgustó y como resultado terminamos. Al tomar en serio al Señor y convertirme de corazón, al poco tiempo, un año, comencé a servirlo. Claro que también me enamore, de una chica hermosa, con quien comparto hasta hoy día mi vida con ella; y ha sido una hermosa bendición

¿A qué edad comenzó a servir a Dios en el ministerio?

También por ese tiempo comencé el seminario SIPO, que me fue de gran bendición, después de siete años, salimos con mi esposa y dos hijos pequeños a la primer obra como pastores en Nuevo Berlín, Rio Negro.

¿Recuerda alguna anécdota de su vida que quiera compartir?

Hay muchas anécdotas en mi vida para rescatar, pero una que fue graciosa, y que hasta el día de recuerdo, fue cuando, comenzamos de novios con Mónica, mi esposa. Recuerdo que después de estar en la iglesia un tiempo y de haber visto a esta chica hermosa, (como yo venía del mundo) le expresé mi s sentimientos hacia ella, que me gustaba, y  después de entender que era voluntad de Dios decidimos «arreglarnos» (como se dice en la jerga de los novios)

Un día había terminado un culto hermoso y me sentía supe bendecido, y hasta se podría decir (exagerando) que tocaba el cielo con mis manos; cuando al finalizar el culto la pastora Mary nos llama a una «salita», que después con el tiempo se hizo «famosa» en nuestra iglesia, y luego de entrar allí, y sin saber los motivos, la pastora ,se paró en frente nuestro, me miro por arriba de sus lentes, y con voz de una mamá muy enojada dijo: » Y a ustedes quien les dio autorización, para ser novios!!!»

Solo pensé para mis adentros, “en que lio me metí ahora”, tengo que reconocer que del susto que me lleve, me puse tartamudo, como Moisés y hasta día de hoy, ni se lo que le conteste, pero creo que fui absuelto… (jajaja), porque seguimos de novios, nos casamos, tuvimos unos cinco preciosos hijos, …y después de años nos encontramos con la pastora Mary ,y nos acordamos del incidente y nos reímos del caso (claro que ese día no me reía).

¿Cómo comenzó su llamado misionero? ¿Fue fácil dejar su país de origen?

Nuestro llamado misionero comenzó en  la ciudad de Trinidad, cuando estábamos como pastores allí, y no fue para nada fácil, dejarlo todo y salir.

¿Cómo reaccionó su familia al hecho de dejar el país?

Cuando entendimos que era un llamado del Señor no dudamos en dejarlo todo y salir, claro está que ya teníamos una familia un poco más grande, éramos siete en total, con nuestros hijos;  pero creo firmemente que el Señor no solamente nos llamó, sino que también preparó a todos nuestros hijos.

¿Qué es lo que más disfruta hacer?

Lo que más me encanta hacer es leer libros, por supuesto que está en primer lugar incluida la lectura de la Palabra del Señor, pero, disfruto servir al Señor y ver que mis hijos  también lo hacen y sus respectivas familias

¿Siente que aún hay cosas por lograr?

Entiendo que todavía hay muchísimas cosas por hacer, dejo por sentado que en primer lugar para el Señor; no todo lo hemos hecho, y en lo secular, sé que también en mi caso especial todavía hay cosas para hacer. En este momento estoy tratando de terminar sexto año de liceo aquí en Ecuador. Algo que no hacía desde hace más de 40 años, por causas que ya explique, antes; pero Dios es bueno y como dice su palabra «él nos devuelve todo lo que el enemigo nos quitó…».

¿Con que personaje Bíblico se identifica? ¿Por qué?

El personaje que más me gusta de la biblia es el Apóstol Pablo, claro después del Señor, pero es mi referente.

Me gusta porque es un hombre profundo en la palabra, y tiene una mente aguda y un sentido espiritual amplio, (no digo que los demás no lo tengan, pero Pablo para mi es especial y me gusta.)

Por ultimo nos gustaría pueda dejar un texto Bíblico y su aplicación personal

Bueno, para terminar quiero decir que, nunca he encontrado algo más hermoso que  el Señor; haber tenido un encuentro con Él me cambió, le dio sentido a mi vida, y me dio este privilegio de poder servirle con toda mi familia. Creo que aquí puedo aplicar lo que dijo Josué al final de su ministerio, con aquellas memorables palabras al final de Josué 24:15 «…Pero yo y mi casa serviremos a Jehová». Para mí esto fue un asunto de decisión de parte de Josué, y esto  le trajo gran bendición de parte del Señor.

Creo que cuando nos hemos convertido de corazón al Señor, y vivimos para Él, la mejor decisión que podemos tomar es como la de Josué, que nosotros y nuestra casa sirvamos siempre al Señor. Porque está es una de las mayores bendiciones que tenemos los cristianos.

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

Escriba su comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *