EL FRACASO ¿CALAMIDAD O TRAMPOLIN? 7/16

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Share on Whatsapp
Whatsapp
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

“Y SABEMOS (¿que sabemos?)

QUE LOS QUE AMAN A DIOS (no es para todos, sino para los que aman a Dios)

TODAS LAS COSAS (las buenas y las malas también)

LES AYUDAN A BIEN (el resultado final)

ESTO ES, LOS QUE CONFORME A SU PROPOSITO SON LLAMADOS (hay un propósito eterno en todas y cada una de las circunstancias que nos sobrevienen)

Romanos 8:28, (las minúsculas son del editor)

¿CALAMIDAD O TRAMPOLIN?

CALAMIDAD= desgracia – infortunio – adversidad – desdicha – infelicidad – contrariedad – fatalidad – tragedia – ruina – contratiempo – percance – aflicción-  catástrofe – destrucción – desastre – tribulación, malogro, etc. diccionario de Sinónimos y Antónimos OCÉANO.

Según estos sinónimos, el fracaso puede llegar a ser una experiencia trágica que ocasiona ruina, desdicha, desgracia e infelicidad infinitas.

Sin embargo, la adversidad tiene la virtud de sacar lo mejor o peor de cada uno de nosotros.

La Biblia menciona una palabra que se usa poco y nada: LONGANIMIDAD; es la grandeza de ánimo en las adversidades; diccionario ARISTOS.

De modo que, el fracaso puede ser una calamidad, o puede ser un trampolín que nos impulse a intentarlo de nuevo con renovados bríos; DEPENDE DE NUESTRA ACTITUD.

EL TRAMPOLÍN QUE NOS IMPULSA

La única función del trampolín es impulsar; nuestras resoluciones son un impulso; pero no me impulso a un proyecto tirándome de un trampolín, necesito algo que sirva de combustible; la cita del apóstol Pablo arriba mencionada, la repetí años mecánicamente, en una actitud resignada y conformista, hasta que un día, esta palabra encendió una luz, me ayudo  dividir el texto como esta en la cabecera.

Comprendí que tenía que definir mi actitud; antes de eso, cada vez que fracasaba, me decía, “bueno ta, no era para mí; será que Dios lo quiere así”, y cada vez tenía menos ganas de seguir intentando.

Hal Urban, que cite antes, escribió en su libro: “EL EXITO ES LA SUMA DE PEQUEÑOS ESFUERZOS QUE SE REALIZAN DIA TRAS DIA”.

Como artesano del hierro, tuve un sueño una vez, de construir una lámpara de varillas soldadas en círculo, luego tornearlas hasta quedar como un salomónico, con el agujero en el medio para pasar el cable; dos años consecutivos trabaje en el intento; hacia algo que fallaba, así dos años enteros de intentos, hasta que un día, en la media hora de siesta, después de orar por ello, se armó en la mente como hacerlo; así lo hice y tuve éxito. Comprobé que lo dicho por Hal Urban era una realidad comprobada, pequeños esfuerzos que se suman en el tiempo creando al fin el resultado esperado.

DISFRUTANDO EL ÉXITO

Por doce años consecutivos , vendí con éxito esa lámpara; muchos herreros copiaron otros trabajos míos, pero ese no; en una edición de HECHO ACA en el LATU la expuse; era gracioso ver a colegas mirando los detalles, intentando saber cómo; nunca revele el secreto a nadie, solo a los que trabajaban conmigo, fue algo que Dios me dio a mí.

En este punto, quiero destacar que es muy importante, de quienes nos rodeamos,   a quien acudimos cuando fracasamos; me lleve muchos disgustos por consultar a personas a quienes considere referentes, me dieron consejos equivocados; al final, aprendí que: DEBEMOS CONSIDERAR LA OPINION AJENA, EVALUARLA, PERO LUEGO PENSAR Y DECIDIR CON LA PROPIA CABEZA; ya que no la tenemos de adorno, (jua).

Evaluar es la acción de considerar todas las opciones, luego de pensarlas y repensarlas una y otra vez, tomar la dirección que nos parece que se ajusta a nuestras realidades y propósitos; y este servidor, siempre contó con la guía del Espíritu Santo en muchos proyectos; y todos pueden tener esa guía, la Biblia dice así: 

“PARA USTEDES ES LA PROMESA, Y PARA CUANTOS EL SEÑOR NUESTRO DIOS LLAMARE”.

DE MANERA QUE, EL FRACASO ES UN ALIADO NUESTRO, NO UNA CALAMIDAD.

Luis Curbelo 

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Share on Whatsapp
Whatsapp
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

Escriba su comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *