El fracaso – ¿Calamidad o trampolín? 6/16

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

“…Fui a la casa del alfarero…y él trabajaba en la rueda…y la vasija (el modelo) que estaba haciendo, se echó a perder…y volvió (a intentar) e hizo otra vasija (otro modelo de vasija) según le pareció hacerla.

¿No podre YO hacer con ustedes lo mismo? He aquí, como el barro en las manos del alfarero, asi son ustedes en mi mano…”

Jeremías 18: 1-6 (resumido y arreglado por “el zoilo”)

–EL RIESGO A FRACASAR–

Este servidor, considera que el tema del fracaso es relevante en la vida de toda persona; ya expuse que tomé consciencia del mismo a la edad de 36 años; antes de eso, no tuve ningún tipo de información al respeto, ni mis progenitores, ni la escuela y la enseñanza de la UTU,  siquiera en la iglesia, la cual vine comulgando desde los 17 años, JAMAS escuche un sermón sobre el fracaso, así como otros temas que he venido incursionando y presentando por este medio: “el Facebook”.

El pasaje bíblico  citado de Jeremías, lo escuche quizás, más de 50 veces a lo largo de mi vida hasta el presente, jamás escuche que lo relacionaran con el fracaso; el tema esta presente en ese texto, donde se destaca la INICIATIVA y CONCURSO de Dios  con una nación, Israel,  que FRACASO ROTUNDAMENTE en su relación y compromiso con Dios.

Decir que Dios ASUMIÓ UN RIESGO con la creación del hombre, NO es faltar a la verdad; y el HECHO que resalta en este texto citado, es la REITERADA INTENCION DE DIOS DE NO DEJARNOS TIRADO; a diferencia de muchos que si nos dejan tirados, como se ve en los múltiples escenarios humanos.

En el año 2013, al romper definitivamente con la atadura de tenerle MIEDO al MIEDO (si leyó bien, perder el miedo al miedo) tema de nuestra reflexión anterior, con tres frases encontradas por ahí, arme una sola; mi mérito es haberlas unido: EL QUE NO ARRIESGA, NO GANA/ EL QUE ARRIESGA, PUEDE GANAR Y PUEDE PERDER/ PERO EL QUE REHUSA ARRIESGAR, PIERDE SIEMPRE, PUES NO DESARROLLA EL POTENCIAL QUE DIOS LE DIO.

Al hacerlo,  tome conciencia de todo lo que involucraba y me perfilo a tomar desafíos, entre ellos, ser pichón de escritor, acción que desde que la emprendí, me valió muchas críticas (algunas bien agrias) que declaraban mi incompetencia, la cual no discuto.

Recientemente, agregue otro pedacito a la frase: “EL RIESGO ES REQUISITO IMPRESCINDIBLE Y NECESARIO DE LA FE”, de mi propia cosecha, pues toda empresa e intento humano de cualquier categoría, entraña forzosamente un riesgo.

Así como el título de esta serie parece contradictorio: CALAMIDAD O TRAMPOLIN; el EXITO y el FRACASO corren paralelos en la persecución de una meta, pero en algún punto del RECORRIDO, lo uno como lo otro se PERFILA COMO EL RESULTADO FINAL, así como lo expreso Salomón:” Mejor es el fin de una cosa que su principio”.

Tener en cuenta que uno puede ganar o perder con un intento, no es de ninguna manera una postura FATALISTA Y DERROTISTA, por el contrario, nos hace personas equilibradas con los pies en la tierra; Rudyar Kiplign, en su famoso poema “SI”, dice en un extracto del mismo:

“Si puedes hacer una pila de todos tus triunfos, y arriesgar; y con un viraje de vaivén, perder; y comenzar desde el principio e inclinarte a reconstruirlo con herramientas viejas; sin decir una palabra por la pérdida sufrida…SI puedes mirar al triunfo y al desastre, y tratar a esos dos impostores por igual…”

Rudyar Kiplign, Poema “SI”

EL RIESGO A FRACASAR, ESTA IMPLICITO EN EL EXITO; el proyecto de avanzar, conlleva la posibilidad de perder, de morir en el intento; pero si nunca intentamos nada por el riesgo a las pérdidas, LA PERDIDA SERA MAYOR, pues estaremos limitados por nuestro propio juicio.

Como vamos a ver más adelante, el riesgo a fracasar, aunque se fracase; no es de ninguna manera perdida, sino ganancia; así como el fracaso humano en relación con Dios ha hecho resaltar su amor y providencia y la solución que puso a nuestro alcance, nuestros fracasos temporales nos benefician, como lo expresa una frase predilecta de Henry Ford:

” El fracaso es la oportunidad de comenzar de nuevo de una manera más inteligente”.

Henry Ford

Con mi familia, emprendimos un proyecto que consumió tiempo, esfuerzo y mucho dinero, resultado: FRACASO TOTAL; razón del fracaso: la enfermedad nos salió al paso a mi esposa y a mí; durante más de tres años, la enfermedad, ABSORBIO todas las fuerzas y la atención, y todavía subsiste, pues mi esposa  esta parapléjica. Tuve que dar de baja el proyecto primario para dar paso a otro más viable de acuerdo a nuestras realidades presentes; por supuesto que demanda trabajo e inversión, pero como expreso Hal Urban en su libro ya mencionado: “EL EXITO CONSISTE EN HACER LO MEJOR QUE SE PUEDE CON LO QUE SE TIENE”; de modo que, ponerse a llorar no es la solución; la vida es un desafío constante, uno nunca sabe cómo va terminar, pero en lo que a nosotros concierne, de acuerdo a lo que ya hemos vivido, NO ASUMIMOS DERROTA, pues Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en la tribulación.

De modo mi amigo/a, ESFUERCESE Y SEA VALIENTE, y si es creyente, mas todavía;

 Porque la PROMESA es:

“ESTARÉ CONTIGO DONDEQUIERA QUE VAYAS”.

“EL RIESGO, ES REQUISITO IMPRESCINDIBLE Y NECESARIO A LA FE”.

Zoilo

Luis Curbelo

Compartelo en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print

Escriba su comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *